La detección de intrusos normalmente es el primer paso en un sistema de seguridad de instalaciones críticas: algo o alguien accede a una zona asegurada y activa un número de eventos o respuestas. Uno de los equipamientos clave para este tipo de alarmas son las cámaras para vídeos de alta resolución.

Estas soluciones permiten una comprobación visual y una respuesta rápida y eficaz. Proporcionan el desempeño más preciso y son capaces de distinguir entre una intrusión real y una falsa alarma activada por un evento originado por cambios ambientales, animales pequeños o vibraciones.

Las necesidades son claras: el sistema debe ser capaz de detectar con total fiabilidad el acceso no autorizado de personas al perímetro, sin errores de ningún tipo. Además, debe filtrar todos aquellos elementos que hacen fallar a otras tecnologías, como por ejemplo la lluvia, el viento o la niebla.

Por si fuera poco debe tener en cuenta estas características para permitir que las instalaciones críticas sean seguras.

  • Descubrimiento temprano para una mejor respuesta
  • Localización de intrusos en la zona
  • Detección precisa para un sistema de seguridad más eficaz
  • Fácil integración con los sistemas de seguridad

Así mismo la última generación de videoanálisis combina la fiabilidad de un sistema de altas prestaciones con la facilidad de configuración y puesta en marcha. La integración con una plataforma de gestión de vídeo inteligente capaz de dar respuesta a las necesidades de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) tanto para pequeños recintos como para grandes emplazamientos con múltiples sedes dispersas geográficamente.

Los sistemas de alarma basados en CCTV y análisis de vídeo permiten cubrir grandes superficies con pocos sensores. De esta forma se consigue un ahorro económico en material, costes de obra civil y mantenimiento. En el contexto actual, con los presupuestos de seguridad en contención, los servidores centralizados de videoanálisis son la mejor opción. Con ellos se pueden aprovechar las cámaras de CCTV ya existentes y eliminan la obligación de comprar cámaras de un único fabricante predeterminado. La utilización de hardware estándar homologado por grandes fabricantes de electrónica garantiza la estabilidad y robustez de los equipos, y reduce los costes de mantenimiento.

Desde Cartronic group apostamos por los partners que dentro del sector ofrecen las soluciones más competentes y fiables del mercado. Si tu necesidad se acerca a este sector no dudes en ponerte en contacto con nosotros.