serie FC SLas cámaras térmicas se están abriendo camino en instalaciones cada vez más seguras. Ninguna otra tecnología, excepto la termografía, le permite detectar intrusos en total oscuridad y en prácticamente todas las condiciones meteorológicas. Ninguna otra tecnología le ofrece un alcance más amplio que la termografía.
Aún hoy algunos profesionales de la seguridad se muestran reacios a poner en marcha el poder de la termografía. A menudo esto tiene que ver con el precio de las cámaras térmicas. En efecto, estas siguen siendo algo más caras que las cámaras CCTV.
Sin embargo, el precio de las cámaras térmicas ha dejado de ser un obstáculo para incluir el poder de la termografía en su red de seguridad gracias a la nueva serie FC S. Esta serie está formada por cámaras térmicas compactas asequibles pero de calidad industrial.

Elección de la calidad de imagen
Las cámaras térmicas de la serie FC S están disponibles en 320 × 240, así como en formatos de alta resolución de 640 × 480. FLIR Systems ofrece una amplia variedad de lentes para garantizar que hay una cámara de la serie FC S para cada aplicación de seguridad. Las lentes de mayor longitud tienen un campo de visión más estrecho y permiten detectar intrusos desde más lejos.

Amplio rango dinámico
Ofrece imágenes térmicas de gran contraste en las condiciones más diversas, incluso cuando el sol se encuentra en el campo de visión. También en situaciones térmicas frías y de poco contraste. Es ideal para trabajar con análisis de vídeos que precisan imágenes con el contraste correcto para no generar falsas alarmas.

Fácil de instalar
La serie FC S es una cámara híbrida. Está equipada con Alimentación por Ethernet (PoE) y tanto la comunicación como la alimentación se realizan a través de un solo cable. Las cámaras de la serie FC S se pueden integrar en cualquier red TCP/IP existente y controlar mediante un PC. No se necesitan más cables. La serie FC S cumple la norma ONVIF 2.0 y, por lo tanto, se puede conectar fácilmente a una red para que trabaje
junto con otros sensores.
Asimismo, es posible realizar la instalación en redes heredadas y disfrutar de alimentación y salida de vídeo.

Sistema diseñado para su uso en condiciones duras
Los sistemas de la serie FC S de FLIR son extremadamente robustos. Su núcleo vital está bien protegido hasta el nivel IP66 y tiene un intervalo de temperatura de funcionamiento único de -55 ºC a +85 ºC (funcionamiento continuo).
Hay varios canales de transmisión de vídeo digital disponibles en formatos H.264, MPEG-4 o M-JPEG. Permite la salida simultánea de vídeo compuesto y digital.

Software FLIR Sensors Manager incluido
Cada cámara de la serie FC S viene con una copia para un solo sensor de FLIR Sensors Manager. Este intuitivo software permite al usuario gestionar y controlar la cámara de la serie FC S en una red TCP/IP.

Extensión de la garantía
Las cámaras térmicas FLIR serie FC S tienen una garantía de 3 años para toda la cámara y de 10 años para el detector, siempre que el producto se registre en www.flir.com.